Título: Donde habitan los ángeles.
Autor: Claudia Celis.
Editorial: Gran Angular.
Web: AQUÍ

Sinopsis: "¿Porqué todos aquellos a los que amamos en la vida tienen que desaparecer?", se pregunta Pancho, el protagonista. Esta novela recoge sus memorias y recuerdos desde la perspectiva de su juventud. Durante las vacaciones, Pancho y otros sobrinos de Tacho y Chabela llenan de alegría la casa de San Miguel. En esos breves lapsos, los tíos olvidan la tristeza que la muerte de su hijo les dejó. Al término de las vacaciones todos los sobrinos vuelven a su hogar, pero en una ocasión Pancho no lo hace: abandonado por su madre, atractiva viuda, y después de esperarla mucho tiempo, se convierte en hijo de sus tíos.

Opinión:
Donde habitan los ángeles es un libro precioso con una narración fluida y sencilla; lleno de reflexiones y momentos con los que uno puede reír y llorar. Esta narrado en primera persona y a través de ella conoceremos a Panchito, un chiquillo que cada verano, junto a sus primos, viaja a San Miguel de Allende a pasarla junto a sus tíos Tacho y Chabela, eso sí, cabe mencionar que Panchito le tiene miedo a su tío pues resulta ser todo un personaje del cual aprenderemos muchas lecciones.

Veremos como Panchito es abandonado por su madre dejando su crianza y cuidado a sus tíos, afligido y sin comprender el porqué su madre no va a buscarlo o porque no le llama, irá creciendo bajo el particular modo de su tío Tacho y los cariños y mimos de su tía Chabela quienes lo quieren y se preocupan por él como si fuera su propio hijo.

Los personajes son memorables y es inevitable encariñarse con cada uno de ellos, el tío Tacho es quien más me ha dejado huella con su particular modo de ver la vida y manejarse en ella.

Donde habitan los ángeles es una historia llena de amor y compresión, donde los sentimientos irán madurando poco a poco hasta llegar a un final realmente conmovedor que dejará a más de uno con lágrimas en los ojos.


= FRASES MEMORABLES =


"¡En la vida no hay que suponer! -exclamó escandalosamente-. ¡Hay que estar seguros antes de actuar! (...)"

"-Cuando tenga ganas de llorar , hágalo -era la voz de mi tío Tacho-. Y hágalo fuerte, sin pena. Es la única forma de que la tristeza se licue y se nos salga del cuerpo. Porque la tristeza es dura, Panchito, muy dura..."

"-Cando una persona ha significado mucho en nuestras vidas, para bien o para mal, y se ha ido, no debemos de tratar de encerrarla en el olvido, porque el olvido tiene una puerta que se abre cuando menos lo esperamos y nos lanza los recuerdos como caballos salvajes que nos patean el alma. Aprenda a domar el recuerdo de esa muchacha. Los recuerdos domados no lastiman... Supongo que algo bonito, digno de recordar, le habrá dejado..."

"-¿No lo entiende? -preguntó burlón-, es muy sencillo: yo soy el patrón y usted mi servidor. ¿Qué esperaba? ¿Acaso ser tratado como un igual?... El que yo me gané me costó mucho esfuerzo, años de estudio, dedicación y sacrificio... La vida siempre presenta dificultades, pero si usted a la primera se rinde, está demostrando que se conforma con ser el número dos, y que está dispuesto a que cualquier persona un poquito más preparada que usted le pueda dar órdenes. ¡Decida su lugar en la vida!"  

"El equipo de alpinismo se lo dejo casi completo, solo me llevo la brújula, para no perder el rumbo donde habitan los ángeles, no vaya a ser que me desoriente y me vaya para el lado contrario."